Home

[01-04-2016] Bagdag 1960 – Miami 2016_

Un pequeño libro de la editorial Birkhaüser, en la biblioteca de la Escuela de Arquitectura. Ese es mi primer contacto y mi recuerdo de Zaha Hadid. Era 1993 y se trataba de un monográfico sobre la estación de bomberos de Weil am Rhein, su primera obra y sin duda la mejor. Ahí estaba la esencia de Zaha, en su primer salto mortal del papel a la obra construida. Una compañera griega, arquitecta, contaba hace años como lloró por primera vez al entrar en un edificio, fue allí. Todos hemos curioseado en este edificio en algún momento, valorado sus dibujos y la forma de representar de la arquitecta iraquí. Objetos elevados a la expresión de obras de arte, muy influenciados por Malevich y que sin duda podrían formar parte de la colección de cualquier Museo de Arte Contemporáneo. 

Muchos años después, tuve la suerte de alojarme por motivos de trabajo y durante largos periodos, en su habitación del Hotel Puerta de América de Madrid. Durmiendo con Zaha. El flechazo no fue tal esta vez.

Es difícil de entender como alguien con tanto talento puede derivar en objetos como los que la han hecho popular posteriormente. Algo similar ocurrió con Frank Gehry o Ricardo Bofill. Tremendas irrupciones iniciáticas que van perdiendo el control de su producción, cada vez más comercial y seriada. Ese debut soñado de grandes bandas y escritores noveles, que pesa como una losa a lo largo de su carrera, en infinitas comparaciones odiosas. Tal vez en ese salto del papel a la obra, fue donde la arquitectura excesiva de Zaha perdía valor y chirriaba, como un buen guión que se desvirtúa al llevarlo a escena.

Cuando contaba con 28 años de edad, realizó junto a Koolhas y Zenghelis [OMA], la propuesta para el Parlamento Holandés de La Haya, en 1978, un proyecto donde deja su huella, justo antes de volar y fundar su propia firma. Rem , había sido su profesor y su jefe, además del maestro de toda una generación, quien aún sigue despuntando con pinceladas puntuales, sin perder la inocencia y la calidad en una arquitectura mucho menos comercial que la de la inmensa mayoría de sus pupilos.

Injusticias como la que le privó de construir la Ópera de Cardiff, concurso que había ganado y cuyo encargó fue finalmente para Norman Foster, salpican su controvertida carrera. Sólo Richard Rogers, salió en su defensa, un gesto poco habitual en nuestra disciplina y en la vida en general.

Un personaje excesivo e hiperbólico, vestida con trajes de Issey Miyake y rodeada del glamour de Chanel, para quien construyó un pabellón itinerante o de Naomi Campbell, a quien le hizo una más que cuestionable vivienda. Una arquitecta a quien como suele ser habitual, valoraremos mucho más desde hoy y que sin duda, deja un legado de innegable valor. Alguien que inventó un lenguaje, una manera de expresarse, de gritar, de arriesgarse y que siguió siempre su instinto. Absoluto respeto.

                                                   Sergio Baragaño es Arquitecto Fundador y Director de [baragaño]

3000.jpg

Concurso para la extensión el Parlamento Holandés, La Haya. 1978.

zaha-hadid03

Zaha Hadid y Rem Koolhas

hadid_lf1_01

Dibujos estación de bomberos de Weil am Rhein

hotel-puerto-america-zaha-hadid-rosskopf-hospitality-hi-macs-2_pcx3jbr4_f

Habitación Hotel Puerta América , Madrid.

cuadro-blanco-sobre-fondo-blanco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s