Home

[20-07-2015] ARCELORMITTAL PRESENTARÁ ‘b home’ EL DÍA 28 EN AVILÉS_

El próximo día 28 de este mes, ArcelorMittal, su departamento de I+D, y el arquitecto Sergio Baragaño harán la presentación oficial de su alianza para la comercialización de las llamadas ‘casas industrializadas’, el b home, una innovadora construcción en la que se ofrece los últimos avances en la utilización del acero y los nuevos diseños de un arquitecto -[baragaño] arquitectos- que rompió moldes en Avilés con sus propuestas, plasmadas en el puerto y en el edificio de la Fundación Metal. Estas son las reflexiones del arquitecto ovetense, en conversación con LA VOZ desde su despacho de Madrid.

[EC] ¿Qué supone para un arquitecto poder firmar una alianza de colaboración con una multinacional, líder mundial, como ArcelorMittal?

Una alegría inmensa, un salto de calidad que da mayor credibilidad y reconoce el valor del proyecto. Es un escaparate, una suerte contar con el apoyo incondicional de ArcelorMittal, tras un año de mucho trabajo e implicación de todo el equipo que compone [baragaño].

[EC] ¿Cómo se llega a este tipo de relación?

[b] Trabajo y confianza. La relación viene de años atrás , numerosas colaboraciones que finalizan con la propuesta de un nuevo modelo de construir y el interés de ArcelorMittal por un sistema cada día mas presente. La arquitectura industrializada.

[EC] ¿La nave de almacenamiento del muelle de San Agustín fue el primer contacto con esta empresa?

[b] Fue el primer contacto como [baragaño] con ArcelorMittal, tuve la suerte de intervenir en un lugar fantástico, donde siempre me he sentido cómodo, en el ZAL, cerca de los contenedores, de las vías del tren, de las grúas, gaseoductos. Lugares que me recuerdan el paisaje de mi infancia, a las arquitecturas siempre referencia, Vaquero Palacios, Castelao, etc… Como Sergio Baragaño estuve vinculado al departamento BCS [Building and Construction Support] durante 6 años, un equipo fantásticamente dirigido por María José Sánchez, si bien la relación con el mundo del acero viene de lejos, con una tradición familiar siderúrgica que va desde mi bisabuelo hasta mi padre.

[EC] Otros arquitectos como Molina han destacado que usted marcó el camino para elevar el listón arquitectónico en las obras que se han desarrollado en el puerto, por ejemplo la de él mismo en el muelle de Raíces para Asturiana de Zinc. ¿Está de acuerdo con él, le parece importante que se haya abierto esta vía de ‘excelencia’ en un puerto industrial como éste?

Es un halago viniendo de alguien como Molina. Es importante que la ciudad valore la riqueza de su patrimonio industrial y si dos piezas como la de la entrada de la ría o los Tinglados ayudan a hacer ciudad, habrán sido buenos proyectos. Los proyectos son buenos o malos, la belleza es relativa… Últimamente me interesa encontrar la belleza a través de la imperfección, evitar las ‘ciudades decorado’ e investigar en otras disciplinas alrededor de la arquitectura.

[EC] ¿Hasta qué punto la proximidad del Centro Niemeyer obliga también a tratar de llegar a esa ‘excelencia’?

La responsabilidad esta siempre que inicias un proyecto, la ciudad, los ciudadanos, el puerto, la memoria industrial. En este caso, tener al lado a Niemeyer es una suerte y sin duda una exigencia mucho mayor. El hecho de que nuestro edificio aparezca detrás, en todas las imágenes de la obra de uno de los arquitectos más importantes de la historia de la arquitectura, como ‘vecinos’ de Oscar Niemeyer.

[EC] Usted ha realizado obras importantes en el puerto de Gijón y en el de Bilbao. ¿Ha seguido esa línea?

Gijón y Bilbao fueron dos proyectos similares y hechos con el mismo sistema de b home, en entornos muy exigentes y con clientes acostumbrados a trabajar con estándar de gran calidad. Fueron un punto de inflexión y sí, hemos intentado profundizar en el mundo portuario, naval. De hecho b home intenta acercarse a la vanguardia constructiva del mundo naval, aeronáutico y automovilístico, utilizando sistemas y conceptos de ese mundo, mucho más tecnológico que el de la construcción tradicional.

[EC] ¿Cuál es la tendencia arquitectónica en este tipo de encargos, generalmente en ciudades industriales o en ciudades en reconversión, en donde Europa y Estados Unidos nos dan ejemplos de forma constante?

La Cuenca del Ruhr en Alemania -tan bien retratado en la película ‘Alicia en las ciudades’, de Wim Wenders-, es un ejemplo siempre de referencia en el estudio a la hora de afrontar una intervención en espacio postindustrial. Rotterdam, Manchester, Dusseldorf, el puerto de Le Havre en Francia… Boston, el patrimonio industrial de Detroit por rehabilitar, los antiguos muelles de la bahía de Sydney…

[EC] Suyo es también el proyecto del edificio de la Fundación Metal que hoy forma parte de la ‘Manzana del acero’, y que a su vez va a integrar también el parque tecnológico de Avilés. ¿Cree que arquitectónicamente es importante también que haya una diferencia sustancial en este tipo de edificios ‘singulares’, como es el de CSC, por ejemplo?

Creo en la arquitectura tranquila y no en distinguirse por llamar la atención. Volvemos al punto de la buena o mala arquitectura, que la ciudad y los ciudadanos viven, integran, normalizan… Pero sí es cierto que es positivo que ciertas empresas apuesten por una imagen en sus oficinas, que suele llevar asociada una arquitectura de mayor calidad.

[EC] ¿Hasta qué punto estaría jugando en ese caso la arquitectura un papel de ‘reclamo’ para nuevas empresas?

La imagen que transmites de ti mismo o de la empresa a la que representas es fundamental. Es cierto que no todas las compañías tienen esa mentalidad, tal vez arrastremos aún una falta de cultura de base en el mundo del diseño, como tienen otros países, Holanda, Dinamarca, Finlandia, pero pienso que sí se intuyen aires nuevos en cuanto a cuidar el contenedor del producto que estás ofreciendo a tus clientes y en ese ámbito la arquitectura, la ingeniería, juntas y no separadas, tienen mucho que decir.

[EC] Usted abrió despacho en Madrid. ¿Le impulsó a ello la crisis, Madrid como centro neurálgico…?

Madrid es una ciudad maravillosa, vivible e insustituible, que decía la canción. Fue un tema de practicidad, como búsqueda de un centro neurálgico en una época de muchos viajes, viviendo en el Mediterráneo, entre Barcelona y Valencia, con viajes al extranjero, obras en Avilés, Madrid y Bilbao al mismo tiempo. En la famosa crisis, es cierto que Madrid ha mantenido un poco de ritmo y eso tal vez nos ha permitido sobrevivir en tiempos revueltos.

[EC] Me imagino que estará metido en nuevos proyectos.

Estamos muy centrados en el proyecto de b home, b office, trabajando en nuevos encargos y desarrollando nuevos productos para nuestro sistema de mobiliario industrial möb. Por otro lado abriendo puertas en nuevos países, en Botswana, en donde acabamos de presentar una propuesta para la Universidad, con un sistema de residencias universitarias industrializadas en altura; en Chile y Panamá, con dos proyectos de gran escala de vivienda colectiva industrializada. Hay otra parcela dentro del estudio que disfruto mucho, centrada en proyectos de comisariado y docencia, en los que también estoy muy interesado, así como colaboraciones puntuales con algunas publicaciones.

Enlace a noticia 

[fuente_El Comercio]

45
_retocado_IMG_4445-5DEF2blanco-liso-mate-liso-brillo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s