Home

[24-04-2015] EL ARQUITECTO DE ORIGEN IRLANDÉS DESARROLLÓ TODA SU CARRERA EN AMÉRICA_

‘ El papel del arquitecto es ser el sirviente de la sociedad. Debe dedicar todo su esfuerzo a la creación de edificios que sirvan a las personas, sobre todo para cobijar sus actividades, como el trabajo, el ocio o el culto. Desde esta perspectiva se piensa también en las influencias de la cultura local, su forma de vivir y el entorno. No venimos de Nueva York para imponer aquí una serie de normas, sino que estamos para entender, escuchar y poner nuestras capacidades al servicio de unos edificios que vayan a servir para el propósito de su construcción. El premio de nuestra profesión es crear algo para que la gente disfrute, y si es así, es nuestra única recompensa. Nuestro último objetivo es crear edificios cómodos para la gente, y ésa es nuestra satisfacción. La satisfacción de la publicidad es pasajera y muy negativa para el alma ‘.

Kevin Eamonn Roche (14 de junio de 1922) es un arquitecto norteamericano de origen irlandés. Nació en Dublín, aunque se crio en una población pequeña del condado de Cork. Estudió arquitectura en la universidad de Dublín.

Cuando terminó la carrera, trabajó durante tres años en un despacho de arquitectos, en el que colaboró en el diseño de los exteriores de un importante proyecto. En 1948 abandonó Dublín y, tras un breve período en el que trabajó con otros arquitectos, emigró a los Estados Unidos para estudiar con Mies van der Rohe.

Terminada esta época de nueva formación, permaneció en América y consiguió un empleo en el despacho de Eero Saarinen. A los cinco años se convirtió en socio principal de Saarinen y cuando éste falleció en 1961, continuó su labor, asociándose con un ingeniero de estructuras, John Dinkeloo. Junto a él terminó proyectos tan significativos de Saarinen como la terminal de la TWA en el aeropuerto Kennedy de Nueva York o el arco de St. Louis. Definitivamente afincado en los Estados Unidos, Roche adquirió la nacionalidad norteamericana.

Roche ha diseñado varios edificios que han sido catalogados como monumentos nacionales en los Estados Unidos. Su despacho fue durante algún tiempo el preferido por las grandes compañías para diseñar sus edificios corporativos. Recibió encargos de todo el mundo para realizar estos edificios.

En 1982 Roche ganó el premio Pritzker de arquitectura, el máximo galardón de esta especialidad, comparable al premio Nobel. Sólo en el período de 1962 a 1982 Roche diseñó más de 50 proyectos. Se le considera como uno de los arquitectos más creativos en el diseño de edificios acristalados.

Sus obras son imaginativas e innovadoras, sin que por ello incorporen elementos innecesarios.

Entre sus obras principales destacan:

1. Museo de Oakland. California 

2. Edificio de la Fundación Ford. Nueva York

3. Hotel Plaza de las Naciones Unidas. Nueva York

4. Fine Arts Center, Universidad de Massachusetts. Amherst, Boston

5. Ciudad Financiera del Banco Santander. Madrid

[Fuentes_varias]

1505487_10205022355348770_87678024434496662130_n

kevin-roche-1539a1d9cc07a80569e0007ba_happy-birthday-kevin-roche_kevin-roche-2-530x362 1505487_10205022355348770_8767802443449666210_nblanco-liso-mate-liso-brillo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s