Home

[22-04-2015] SE INCIA LA CATALOGACIÓN DE LA JOYA INDUSTRIAL_

La fábrica de la antigua central lechera Clesa, en la calle del Cardenal Herrera Oria, no va ser derribada después de que el Ayuntamiento de Madrid haya propuesto su protección, de la que carecía. El equipo de Ana Botella ha alcanzado un acuerdo con la constructora Metrovacesa, que es la propietaria actual, para evitar la demolición.

Proyectado en 1959 por Alejandro de la Sota y construido en 1961, el edificio de Clesa va a seguir en pie, una vez superada la amenaza de derribo. Metrovacesa pidió licencia para echar abajo esta joya de la arquitectura industrial española, que el Área de Urbanismo y Vivienda propone proteger.

El Ayuntamiento ya ha iniciado los trabajos para la catalogación del edificio y ha presentado el estudio técnico e histórico ante la Comisión Local de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, celebrada el pasado 10 de abril. El Plan General de Ordenación Urbana (PGOUM) de 1997 no lo había incluido entre los edificios catalogados.

“Este edificio no estaba protegido y el propietario podía pedir la licencia para su demolición, pero lo importante es que bien está lo que bien acaba ya que hemos cuadrado el círculo: protegemos, conservamos y además le damos un uso para que sirva a la sociedad, que es de lo que se trata”, explica a la SER Javier Hernández, director general de Planeamiento.

Esta protección, 9.287 metros cuadrados de una superficie total de 16.000, alcanza a las dos naves principales, las oficinas y el cuerpo de vestuarios, dejando el resto fuera de la catalogación. Este edificio fue uno de los primeros en emplear una estructura de hormigón pretensado con tirantes de acero dada la escasez de hierro que había en España. “El Ayuntamiento es muy sensible al valor de este edificio y ha estado en negociaciones con Metrovacesa y al final estamos desarrollando un acuerdo por el cual va a procederse a su protección específica elemento a elemento”, asegura el director general.

En su momento esta fábrica supuso un ejemplo de modernidad aplicada a este tipo de arquitectura, que pretendía situarse en avanzadilla de las industrias españolas. “Un edificio contemporáneo muy significativo porque incorpora la modernidad en la arquitectura industrial”, remarca Hernández.

Alejandro de la Sota, autor también del gimnasio Maravillas, es uno de nuestros más conocidos arquitectos de la segunda mitad del siglo XX y el valor de su obra es reconocido internacionalmente.

[Fuente : Arquitectura Viva]

clesa02411

1429119701_693538_1429120115_noticia_normal

blanco-liso-mate-liso-brillo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s