Home

[28-11-2014] IN MEMORIAM ESCRITO EN 2008 Y PUBLICADO EN EL DIARIO LNE_

Mañana 29 de noviembre, se cumplen 6 años de la muerte del arquitecto danés. Cuando Jorn murió, sentí la necesidad de escribir este obituario, sin tener ni idea de que el destino me llevaría a Can Lis, algún tiempo después …

En el límite de lo posible                                                                   [Diario LNE Jueves 11 de diciembre de 2008]

Cuando empezaba a gatear en esto de la arquitectura [aún estoy aprendiendo a duras penas a caminar] un gran arquitecto, José Llano, un amigo a pesar del tiempo y la distancia, me descubría en su estudio ovetense Can Lis, una vivienda asomada al mar Mediterráneo, obra de un arquitecto danés, con el que había tenido la suerte de compartir un te al atardecer, en Mallorca.

Al arquitecto danés, era el Pritzker de arquitectura Jorn Utzon, quien, influenciado por el mundo naval y las lecciones del pintor sueco Carl Kylberg, encaminó su vida hacia la arquitectura. Utzon aprendió de los maestros nórdicos Asplund y Aalto, con quienes trabajó brevemente y fue espejo de numerosos arquitectos contemporáneos, como Rafael Moneo, colaborador en su estudio tras finalizar la carrera.

La vivienda llevaba el nombre de su mujer Lis. Un regalo, no sólo para ella, sino para todos aquellos que amamos la arquitectura. Una casa concebida para contemplar el ciclo del Sol, de una sencillez extrema y construída a base de marés, la maravillosa piedra balear. Sostenibilidad real, sin etiquetas ni modas.

El lugar elegido fue un acantilado cercano a Porto Petro, donde la familia Utzon había decidido asentarse en 1973, tras su periplo australiano.

Hace cinco años, durante un largo periodo en Australia, tuve la fortuna de vivir frente a la Opera House, en la bahía de Sidney. Un imán tranquilo, que te atrapaba y no te dejaba ir, donde cada día era un pequeño descubrimiento. Esas visitas diarias se fueron convirtiendo en un ritual y entre dibujos, fotografías, se fue generando un sentimiento de admiración y de agradecimiento anónimo al autor de aquel gran edificio.

La Opera House, construída en la ciudad australiana, es una obra compleja y no exenta de polémica, que un Utzon aún desconocido ganó en 1957, trasladándose entonces a vivir a las antípodas. En 1966, tras numerosas discrepancias con las autoridades australianas, abandonó el proyecto y el país.

Se trata sin duda, de uno de los primeros iconos de la arquitectura. Era la época en que la palabra “icono” aún trascendía el significado griego de “imagen” y detrás de esa indudable potencia visual, como referencia o hito, se escondía un rigor, una riqueza arquitectónica. Un edificio muy alejado de los “símbolos” actuales que se adueñan de nuestras ciudades de una forma autista, sin importar mucho más que el ego del arquitecto. 

Apenas unos meses atrás, durante una visita a Mallorca, me encontré casi por azar, como a menudo suceden las cosas excepcionales, delante de Can Lis, Desafortunadamente, Utzon ya no vivía en la isla. El maestro danés, había regresado A su Copenague natal, tal vez intuyendo el final, con humildad y sin hacer demasiado ruido, como sólo los grandes saben hacerlo.

Jorn Utzon ha muerto en casa, en Dinamarca, a los 90 años de edad, una fría madrugada del pasado mes de noviembre.

Sergio Baragaño es arquitecto, trabaja en ArcelorMittal BCS `Building and Construction Support] y es colaborador de la Revista de Arquitectura Europ´A

Utzon cropped-1

blanco-liso-mate-liso-brillo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s