Home

[17-06-2014] ARCELORMITTAL EN SOCIEDAD CON [BARAGAÑO], INSTALARÁ LA PRIMERA VIVIENDA_

Arcelor se apunta a las casas modulares en sociedad con un arquitecto asturiano.

La multinacional se presta como escaparate de los vanguardistas diseños del ovetense Sergio Baragaño y sopesa exhibir un prototipo en Avilés.

En plena crisis del ladrillo y de la construcción convencional, la multinacional Arcelor ha visto expectativas de negocio en los edificios modulares fabricados a base de acero, que, según los expertos en arquitectura, aúnan calidad, versatilidad de usos, rapidez constructiva y bajo coste. Con ese objetivo, la empresa siderúrgica ha llegado a un acuerdo con el estudio del arquitecto ovetense Sergio Baragaño –con el que ya mantuvo colaboraciones en el pasado– para servir de plataforma comercial a los proyectos del sistema constructivo patentado con el nombre “b Home” y que tiene como principal característica la industrialización del proceso edificatorio: las diferentes partes del inmueble a levantar se construyen en un taller y luego se ensamblan sobre el terreno, lográndose de este modo acortar sustancialmente los plazos de la obra.

Los productos que salen del estudio de diseño de Sergio Baragaño, ubicado en Barcelona, forman ya parte del catálogo oficial de Arcelor-Mittal Construcción y es dicha compañía la que se encarga también de suministrar los productos metálicos que conforman dichas construcciones. El taller que de momento se encarga de hacer los módulos está ubicado en Madrid, pero, según el arquitecto ovetense, “nada es descartable” en cuanto dónde se producirán las futuras unidades de vivienda, en función de cómo se comporte la demanda.

El acuerdo de Baragaño y Arcelor- Mittal se estrenó con la promoción de una minivivienda bautizada con el nombre “bhbox”, que tiene dos espacios y cubierta transitable, posibilidad de ampliación posterior y un coste de lanzamiento fijado en 36.000 euros. No obstante, la oferta de edificios modulares fabricados a base de acero ya comprende estructuras más complejas como oficinas y hasta cuatro tipos de casas personalizables, de 55, 80, 120 y 160 metros cuadrados.

Sergio Baragaño y los responsables del departamento de I+D de Arcelor en Asturias sopesan estos días la posible colocación de uno de estos edificios metálicos y prefabricados en las inmediaciones del centro de I+D que tiene la compañía a las afueras de Avilés. Lo que se pretende con la exhibición de ese prototipo es contar con una unidad prototipo que poder enseñar a los compradores potenciales de este tipo de productos. En caso de prosperar esta idea, Arcelor procuraría dar contenido al edificio –como oficina, por ejemplo– para evitar que el “botón de muestra” sea un cascarón vacío.

El hombre que coloreó la ría lanza ahora su concepto de “vivienda industrializada”.

El ovetense Sergio Baragaño (1975) puede presumir de ser profeta en su tierra en una profesión tan competitiva como la arquitectura; desde hace pocas semanas exhibe sus diseños de casas y oficinas prefabricadas en uno de los mejores escaparates posibles –el catálogo de productos para la construcción de Arcelor-Mittal– y con anterioridad fue elegido para dejar huella en ambas orillas de la ría de Avilés, donde hay tres obras que llevan su firma: el colorido tinglado portuario de Arcelor, el edificio del parque empresarial que iba a ser sede de la Fundación Metal y el remozado centro de I+D de Arcelor. A este respecto, el arquitecto dice estar “muy satisfecho” de haber participado en el proceso de relanzamiento urbanístico de la ría avilesina y se congratula de que la construcción pensada para la Fundación Metal y que nunca llegó a inaugurarse por motivos económicos vaya a tener ahora una segunda oportunidad como expansión del centro de I+D de Arcelor. Sobre el proyecto “b Home”, los edificios prefabricados en acero y basados en el concepto modular, Baragaño comenta que es el fruto de una evolución que comenzó haciendo trabajos singulares, como la terminal de cruceros de Bilbao o la estación de la llamada “autopista del mar” de Gijón. Esos primeros experimentos con el acero, un material con el que está muy familiarizado por su antigua colaboración con el departamento de I+D de Arcelor, desembocaron en una serie de ideas que tienen como denominador común la “industrialización” del proceso constructivo: casas hechas en un taller y que luego, una vez sobre el terreno, sólo hay que montar como si de un mecano se tratase. Fruto del acuerdo comercial entre Baragaño y Arcelor, el acero de esas casas futuristas será, lógicamente, suministrado por la multinacional y en algunos casos incluso producido en Asturias, aunque de momento la mayor parte (perfiles, tubos y chapas) sale de factorías
del País Vasco y Navarra.

www.bhome.es

[ Fuente _ Francisco L. Jiménez. LNE ]

1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

02

 

07

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s