Home

[30-09-2013] SOÑANDO EL MAR_ [baragaño] PARA LA NOCHE BLANCA DE OVIEDO. SÁBADO 5 DE OCTUBRE

Cuenta la cultura popular que las caracolas guardan el sonido del mar. Que al acercar el oído a la cavidad de la concha se pueden escuchar el vaivén de las olas. La memoria del mar siempre ha estado presente  y ha sido debate recurrente a lo largo de la historia de la ciudad. Un mar ausente, que casi se puede tocar en una urbe de interior.

Planteamos acercar ese sueño, a través de nuestra arquitectura, con una intervención en un espacio industrial maravilloso, en el centro de Oviedo, la Antigua Fábrica de Gas de 1858. Un pinchazo de acupuntura urbana, que despierte un lugar dormido y de gran valor, vinculando La Noche Blanca con nuestra serie de trabajos llamada Romanticismo Industrial, que han supuesto diversas actuaciones en los límites de la ciudad, el puerto, la industria y el mar.

Soñando el Mar, a través de elementos industriales vinculados al agua, las grúas, los contenedores, los grandes barcos cargueros, las redes. Ese urbanismo límite tan bien reflejado en algunas películas de Wim Wenders, Kaurismäki o Kim Ki Duk. Lugares donde el urbanismo se vuelve imperfecto, donde la imperfección se convierte en belleza, donde se respira la industria pesada y la humedad.

Aislar la percepción del mar, a través de dos piezas que han recorrido y se han empapado de mar, dos contenedores reutilizados, uno que contiene imagen y otro que aloja el sonido. Sentir la experiencia de largos viajes marítimos a bordo de gigantescos buques mercantes, un píxel de mar dentro de la  ciudad. Las texturas, los colores, nos van llevando de uno a otro y fusionan en la mente del espectador esa percepción de mar, que se vuelve a unificar en el espacio exterior, donde imagen y sonido, se encuentran en la instalación que se repetirá cada hora en punto.

La red de pesca como elemento protagonista no sólo se justifica por ser las mujeres quienes tradicionalmente confeccionaban esta herramienta para sus maridos, sino que la proyección de su sombra en la pared representa la ausencia del ser querido.

La composición para la instalación “Soñando el Mar” toma los lugares de la costa y su industria asociada, como base para tejer una polifonía de sonidos en la que los silencios juegan un papel fundamental para hacer aflorar los recuerdos. Durante la performance, una improvisación de saxofón se unirá a sonidos que funcionarán como un mantra, como el incesante y tranquilizador sonido del mar.

Más información:

Artículo La Nueva España [Acupuntura urbana]

Noche Blanca Oviedo

www.barchitects.eu

tarjeta_B4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s